La Disciplina Positiva en KidSuanzes

por | May 16, 2017 |

Desde febrero de 2017 tengo el gusto de poder contar entre mis conocimientos con la certificación, por parte de la Asociación Internacional de Disciplina Positiva, como Educadora de familias en Disciplina Positiva.

El curso al que tuve el honor de asistir fue mucho más que una formación para obtener un título. De repente una nueva forma de educar, que ya en la Escuela veníamos aplicando en algunos principios desde hace tiempo, se abría paso en mi vida para abrirnos lo ojos a una realidad que viene pisando fuerte y que, por fin, permitirá que observemos y respetemos a la infancia como se merece.

¿Pero qué es Disciplina Positiva?

No es más que una forma de educar basada en el respeto a los niños y en acompañar su crecimiento con métodos no conductistas (ni premios ni castigos) que nos permitan alentarles, motivarles, reconocerles y dotarlos de control sobre su propia vida para favorecer aquellas características que deseamos que tengan cuando sean adultos/as.

Se basa en las filosofías de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs y se desarrolla en nuestro mundo actual por Jane Nelsen, autora de los libros traducidos al español que desarrollan esta metodología (los podéis encontrar todos fácilmente en cualquiera de vuestras librerías de referencia).

Son varios los principios a seguir para poder aplicar la Disciplina Positiva con los niños y niñas que nos rodean, pero básicamente se podrían resumir en una frase: “¿De dónde sacamos la loca idea de que para hacer que un niño se porte mejor debemos hacerlo sentir peor?

Y si seguimos las cinco ideas clave que establece Jane Nelsen estas son:

  • Es amable y firme al mismo tiempo (respetuosa y motivadora).
  • Se ayuda de la conexión (hacemos sentir a los niños importantes) y del sentido de pertenencia (contamos con ellos para la búsqueda de soluciones).
  • Es eficaz a largo plazo.
  • Enseña valiosas habilidades para la vida (Respeto, habilidad para resolver problemas, participación, colaboración, responsabilidad…).
  • Los errores son maravillosas oportunidades para aprender. Son el “gimnasio” donde entrenar las capacidades y habilidades de nuestra vida futura. Sin entrenamiento no es posible lograr cambios.

En los cursos para educadores y familias se realizan múltiples actividades que nos ayudan a reflexionar sobre estas cuestiones y llenan nuestra caja de herramientas que nos permitirán adoptar el modelo de crianza de las familias felices. ¿Os parece interesante? Puede que el curso próximo pongamos en marcha una Escuela de Familias que trate exclusivamente de este tema.

Si queréis comenzar a conocer más sobre la Disciplina Positiva podéis consultar la página de la Asociación en España, leer las biografías de todos los precursores de esta metodología y leer los múltiples libros que hay sobre este tema. ¡Bienvenidos/as!

Nota: Imagen del artículo extraída de http://qtoplife.com/disciplina-positiva-primera-parte/ Si la imagen vulnera algún derecho o se solicita que sea retirada por su autor/a pongánse en contacto con nosotros y lo haremos de forma inmediata.

Entradas del blog

  • 2018 (2)
  • 2017 (6)
  • 2016 (5)